Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Thursday, February 24, 2005

Windsor, teorías peregrinas

Anoche, con eso de que por las noches se puede ver la tele ahora, andaba yo enfrascado entre el Wyoming y, porteriormente, Buenafuente. La Azotea, un buen programa pésimamente hecho (¿por qué los programas de TVE tienen esa atmósfera visual de tele soviética tan lamentable?), tiene como colaborador al "ácido" Miguel Ángel Aguilar. Decía Aguilar que una de las teorías que se manejan sobre la gente que estaba en el Windsor a altas horas de la madrugada (¿altas horas? ¿Se miden?) es que fueran una pareja haciendo la caidita de Roma, vulgo follando. Decía el periodista que se habrían quedado dormidos después del coito y habían tenido un despertar caliente (qué fácil, amigos).

Yo creo que les pilló en medio del tema. Y que la escena fue la siguiente:

Él, pongamos Kevin, es un segurata del Windsor desde hace cuatro años. Invierte casi todo su dinero en Roberto, su Renault Fuego. Dentro de él se puede jugar a la Playstation 2 en posición decúbito supino (siempre quise escribir esto), saber en tiempo real qué tiempo hace en cuatro continentes, alojar con todos los lujos a cuatro camboyanos expertos en la confección de bolsos y abrevar a siete ponys aparcados en batería, como los helicópteros en Vietnam. Ella, pongamos Ágata, es una compulsiva lectora de novelas de Danielle Steelle (como Ana Rosa), trabaja en la oenegé (siempre quise escribir esto) Señoras Bien Que No Miran Por Quién, ansía casarse de blanco antes de cumplir los 38 (el mes que viene) y desde que vio "Jamón Jamón" su sex symbol es Javier Bardem, hasta que Carlos El Yoyas apareció en el panorama nacional. Una noche estaban en el Puzzle (o en el Barraca, o en el Radical, o en el Barbacoa...). Él tomaba un Soberano Cola y ella, un Malibú Piña:

Kevin: Darling, me pica.
Ágata: Pues yo estoy muy así, no sé...
K: Venga, córpore, vamos a darle al tema...
Á: Bueno, pero en el coche.
K: Eso sí que no. A mi Roberto el único fluido que le va a tocar va a ser el keroseno. Que chupa más que yo güisqui.
Á: Pues otra vez en el Retiro, no. Que no vuelvo a ir a urgencias con un mordisco de una ardilla en la zona perianal.
K: Pues vamos al curro. Que te voy a poner mirando a las Torres Kio, que se ven.

Y allá que fueron. Mientras Roberto surcaba la Castellana, ella pensaba en aquella novela en la que él la poseía en un camarote decorado con bambú, vulgo lo que come el oso panda. Él, en el reducido diámetro del ano de su churri. Subieron a una planta no muy alta. Mientras ella le susurraba su amor, él le había roto el sexto par de medias de la semana. En pleno apogeo, Kevin exclamó:

Kevin: Churri, hay fuego.
Ágata: Sí, mi amor, yo también lo siento. Es el fuego de la pasión que nos ciega, que invade mis entrañas y se me aparece para representar nuestro amor, el que un día me prometiste, bien es cierto que con un bajón de pastis considerable, y que hasta hoy sólo turbó el kilo de ladillas que te sacaron después de la concentración de tuning en Villanueva de la Serena...
K: ¡Que no, gilipollas, que la fotocopiadora tiene unas llamas que rozan el techo, atontá, que estás atontá!
Á: ¡Cuánto te quiero, macarrilla mío, hombre de bajos instintos, poeta de los bajos fondos!
K: Eso es verdad, soy un poeta de los bajos fondos. Así que arrodíllate, date un repaso a los bajos y vámonos, que esto pinta mal.

Ella, diligente, hizo lo que quiso su amado, y bajaron por la escalera de incendios (paradojas de la vida) camino al interior de AZCA. De nuevo en el coche, ella pensaba en aquélla novela en la que un comandante del ejército de Su Majestad declaraba su amor por la joven princesa en un atestado muelle con barcos de vela al fondo. Él, que si se daba prisa en dejar a la tonta esa en casa todavía pillaba abierto el puti "El rajá de la raja".

P.D.: ¿Por qué nadie ha caido en que en su día se quemó el castillo de Windsor y ahora el edificio Windsor? A ver si el nombre va a tener algo que ver. ¿Sigues existiendo los Salones Windsor? Cuidado con las bodas a las que vais, amigos.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

3 Comments:

Blogger fabri said...

por que eres tan bueno, Quic???

4:19 AM  
Blogger Ele nita said...

Hola Quic, hasta hoy no te había leido, intentaré hacerlo más. Mil perdones por mi tardanza

4:25 AM  
Blogger mari-ici said...

dos dias sin leerte, uffffffff, pero es que lo de vagabunda me tenía destrozada, por cierto como me suena eso de ponerse mirando a ..., que buenos viajes

9:42 AM  

Post a Comment

<< Home