Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Friday, February 24, 2006

Enrique Iglesias me cae bien

«En mi casa somos muy tradicionales en Navidad. Nos reunimos toda la familia y contratamos a unas bailarinas de strip-tease checoslovacas para que bailen para nosotros». Si esta frase la hubiera dicho Woody Allen o Groucho Marx se recogería en libros de citas gloriosas, pero como su autor es Enrique Iglesias –hace cosa de dos meses, en un programa de cotilleos de la TV–, pues nadie la tiene en cuenta. Ya dije una vez en este blog lo bien que me cae este chico. Es que es un crack, aunque desconozca la variación de las fronteras en Europa de las dos últimas décadas.

Hace una semanas salió con Jesús Quintero en su programa de los martes. Dijo otra de las suyas: "En los últimos X años he visto a mi padre tres veces y entre las tres deben sumar cinco minutos. Eso sí, fueron muy intensos y lo pasamos muy bien". Es complicado decir cosas más coherentes que las que nos dedica este tío, uno de los que con más elegancia lleva "lo suyo": hace música de mierda, y lo sabe, y en España no tiene el éxito arrasador que tiene por ahí (América, Asia... en todas partes, es acojonante) por ser el hijo de Julito. Pero jamás le oirás hacer declaraciones místicas del estilo Bustamante o cosas similares. Yo creo que lo tiene muy claro: "Vivo de puta madre, tengo a una novia a la que se quiere zumbar el planeta en pleno, tengo pasta y canto como podía dedicarme al waterpolo. ¿Qué más puedo pedir?". Inmejorable.

Además el chaval es gracioso, nunca oculta nada en sus declaraciones. Una vez leí en una entrevista que el colega decía que en el anuncio ese de relojes en el que se queda medio en bolas en un aeropuerto le habían retocado digitalmente los pectorales. "Yo no estoy así de fuerte ni de coña", creo que decía literalmente. ¿Para qué se va a andar con tonterías? Es un privilegiado, y lo sabe. De vez en cuando dice algo de lo bonito que es el amor y lo mucho que quiere a sus fans. Y fuera, a vivir y a pasarlo bien.

De entre el marasmo de cantantes imbéciles que puebla nuestra vida, Enrique sobresale por su talento y su filosofía de vida. Eres un crack, Churches junior.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

3 Comments:

Blogger arbusto el guerrero said...

Creo que alguien debería rescatar también la figura de Julio José. Ese tío tenía como "mérito" ser el hijo de Julio Iglesias, y el crack le añadió... el ser hermano de Enrique Iglesias. Espectacular.

Una vez lo vi en un programa poniendo un condón en un vaso de tubo (no sé qué tipo de bebida contenía) para demostrar que la presión inflaría el preservativo. Julio José explicaba eso con más pasión que Newton demostrando la Ley de la Gravedad (¿esto hay que escribirlo con mayúsculas?)

Y no olvidemos su single: "One More Time".

4:35 AM  
Blogger Haters said...

A mi también me cae genial Enrique Iglesias. Todos los hijos de la Preysler en general. Son bastante sanotes.

Legendarios los DVDs de Seinfeld. Me voy a pillar las nueve temporadas.

6:12 AM  
Anonymous sue said...

Sí, unos grandes los hijos de la Preysler. Como Tamara, que tiene como mayor logro haber empotrado el coche en un Starbucks de Gran Vía.

12:22 PM  

Post a Comment

<< Home