Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Tuesday, March 29, 2005

Las cinco pelis que ningún crítico recomendaría, pero Quic sí

En esto del cine hay varias vertientes: los de "los clásicos son lo mejor" (pongamos Garci y su caterva de tíos que no follan haciendo un debate de seis horas sobre el guante de la Hayworth), los de "el cine coreano es la bomba" (si lo sustituimos por iraní, lo admito, podría ser yo), los de "aquella peli en la que Jocántaro sale de las entrañas del mar es la cumbre de nuestro cine" (se pajean con Jess Franco y todo el cine de serie Z habido y por haber)... Pero, ¿qué hay de esas pelis deliberadamente comerciales que son grandiosas y nadie termina defendiendo? Quic es el camino, y éstas son, a mi juicio, las cinco mejores pelis que nadie os recomendaría:

5.- "El alucinante viaje de Bill y Ted": Sensacional secuela de la mucho más mediocre "Las alucinantes aventuras de Bill y Ted". Dos taraos de la vida viajan a través del espacio y el tiempo en una cabina de teléfono. Sus visitas al cielo y el infierno son memorables. En un giro acojonante, uno de los protagonistas juega una partida de ajedrez con la Muerte (homenaje cutre cultureta a "El Séptimo Sello", de Bergman) y ésta tiene muy mal perder: cuando sale derrotada de la primera partida le dice que al mejor de tres, luego que se la juegan a otros juegos... creo recordar que acaban jugando al Enredo. Mítico.

4.- "Vivancos 3": En un cine como el español, tan poco dado a las secuelas (que yo recuerde, "El Lute", "El Crack", las road movies de Vallecas, o sea El Torete y El Vaquilla, "Torrente"...), llegan unos jetas y hacen esta peli con el genial subtítulo de "Si gusta, haremos las dos primeras". Copio una frase de una crítica que he encontrado por ahí: "Tiene mucha gracia ver "Vivancos 3". Es indudable que es muy divertido ver a qué niveles puede descender la calidad del cine español mientras no tiene reparos en demandar más ayudas públicas, más cuotas de pantalla y más sensibilización por parte del público". Evidentemente, ni puta idea. Vivancos El Sucio, interpretado por El Gran Wyoming, es el prota de una peli injustamente denostada que sigue la línea de pelis tipo "Agárralo como puedas" pasada por el filtro patrio. Yo me descojoné viéndola en el cine. Mi señora pidió hasta dos veces que nos saliéramos de la sala. Y ahora dice no recordarlo. Para que os hagáis una idea.

3.- "La Familia Adams 2": De nuevo una secuela (tan denostadas por los cinéfalos, con "a") que me parece absolutamente genial. Es una de las películas con más mala leche que he visto jamás, con diálogos acojonantes y alguna escena digna de ser recordada, como cuando a Wednesday y Pugsley los encierran como castigo en un cuarto feliz en el que destaca un cartel del "Heal the world" de Michael Jackson, o la estampa final de cómo queda el campamento (geniales los personajes de los monitores) cuando la lían en la obra de teatro.

2.- "Las aventuras de Ford Fairlane": He aquí una peli que hace mítica su doblaje, porque en versión original no tiene ni puta gracia. Pablo Carbonell perpetra algo parecido a un doblaje del personaje de Ford en una cumbre del cine moderno: Menosmola, Decker... Expresiones para la historia. He aquí algunas frases míticas: "Siento haberte hecho limpiar el lavabo y el baño, pero ¿quién hizo todo el trabajo en la cama"; "Era el tío más guarro que he conocido. Cuando éramos pequeños hacíamos concursos de guarradas. Una vez eché un pollo impresionante en la mesa, y él dijo: "Eso no es nada". Cogió una pajita y lo sorbió".
El doblaje sustituye a Milli Vanilli por Alaska y Dinarama, a Roseanne Barr por Margaret Thatcher... Impresionante. Seis euros en DVD, no os digo más.

1.- "El Mundo de Wayne": Otra peli que gana con el doblaje. Llamar a las tías chochas o las escenas de Garth bailando o cayéndose para atrás cuando le mira la rubia diciendo: "He patinao" me parecen historia viva. Hay una escena de Garth con Rob Lowe en la que él le viene a decir que está muy contento con su trabajo y el tipo, no se sabe muy bien por qué, está manejando un brazo mecánico que acaba destrozando a golpes gritando en plan "Psicosis"... Sensacional. La interpretación del "Bohemian Rapsody" en el coche es increíble, así como la escena en la que juegan al hockey en la calle. Cuando Wayne le hace el show en calzoncillos a la chinita es historia viva, lo del final a lo Scooby Doo... En definitiva, una obra maestra del cine que inspiró, entre otras cosas, el espíritu de este blog.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

3 Comments:

Blogger +co said...

Referirte a la mítica Miércoles como Wednesday, es de lo más pedante que te he visto hacer en la vida.
Y ya es decir.

2:19 AM  
Blogger El Profesional said...

Seguramente no vea ninguna de esas películas nunca más. Es simplemente recomendar Quic algo de cine e inmediatamente perder todo el interés...
Pero comparar la familia adams con cualquiera de las otras 4 es maligno.

3:19 AM  
Blogger blognonimo said...

El mundo de Wayne cambió mi forma de ver la vida. Escenas como la de Bohemian Rapsody ilustran mi paso de crio gilipollas a adulto gillipollas.

Inolvidable

9:51 AM  

Post a Comment

<< Home