Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Thursday, October 19, 2006

Cretácico Preobriano

Hoy he estado en un hospital (no para mí, no preocuparse) y estaba en obras. Y me he dado cuenta de que si vives en Madrid, lo más normal es que cada día pases, veas y/o sufras al menos seismil quinientas obras. Obras en la calle, obras en el metro, obras en los hospitales, obras que se hacen en las propias obras, para solucionar los problemas que las obras crean a las obras... En Madrid vivimos en Las Obras.

Las Obras son algo ya tan connatural a nosotros que no sólo nos hemos acostumbrado a convivir con ellas, sino que ya son parte de nosotros. Vivimos en la Era Obriana, y punto. Hemos aprendido a que ahí están Las Obras, y que más allá también también están Las Obras, y que si circulas por un circuito de rallyes que antes se llamaba M-30 es por Las Obras, y que si tu vida es en rojo y blanco no es porque seas del Atleti, es por las vallas esas de Las Obras. Madrid y Las Obras son todo uno, y no somos conscientes ni de para qué sirven, ni de que nos van a mejorar la vida (se supone) aunque ahora nos la jodan. Simplemente están Las Obras, como es natural, que para eso vivimos en Madrid, Era Obriana. Y ya está.

Y yo me pregunto: ¿existía Madrid antes de que aparecieran Las Obras? Ya no me acuerdo de cómo era en ese remoto momento, el Cretácico Preobriano. ¿Cómo acordarse? Pero es que ya no sé siquiera si existía, si hubo ese Madrid. A mí que me lo demuestren. Porque si existía, ¿se podía vivir en el Madrid preobriano? Lo dudo. No puede haber tantas Obras en tantos sitios si antes se podía vivir aquí. Esto debía ser una ciudad arrasada, invivible, con ausencia de oxígeno. Los coches debían ir unos encima de otros y no había aceras. o éstas eran de lava y nos quemaban los pies. La gente lloraba por las calles ante semejante panorama, y los madrileños soñábamos con ovejas eléctricas. Los niños salían con malformaciones y en vez de jugar al fútbol, jugaban a imaginar cómo sería una ciudad normal, con parques, con vida. "¿Vale que aquí había un árbol y ahí, donde Las Obras, un paseo?" Aquello debía ser horrible.

Las Obras nunca se irán. Están aquí para quedarse con nosotros. Para siempre.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

P.D.: He puesto una foto mía en el perfil. ¿Que no?

6 Comments:

Blogger Haters said...

Por qué los mejores posts se quedan a 0 comments?

Matasteis a Fúbol Esasí y ahora esto?

4:13 AM  
Blogger Quic said...

Es una gran pregunta ésa. Y yo por mi público, todo, pero hasta un límite.

4:40 AM  
Anonymous Franchise said...

No quisiera ponerme gallardoniano, pero no entiendo, desde mi visión cateto-provinciana, que los de Madriz os quejéis tanto de las obras. Es una maldita moda snob. Seguro que no os acordaréis de las obras cuando disfrutéis de sus ventajas al terminarse.
Ojala en otros sitios tuviésemos obras constantes: sería símbolo de que las infraestructuras van a mejorar de una puñetera vez. Hasta hace un año, la capital de provincia en la que vivo no estaba comunicada por autovía con ningún sitio, por poner un ejemplo. Y eso de los aves y demás cosas ni las olemos por el momento. El aeropuerto más cercano (un aeródromo infecto) está a 100 kilómetros. Y a ver si algún día se ponen con el nuevo embalse porque algún día nos vamos a tener que duchar con FontVella, como en La Moraleja.


Vivir en una gran ciudad tiene esas cosas y si no os gusta, volveros al pueblo de vuestros abuelos, ¡panda de gañanes!

4:46 AM  
Blogger ATT said...

Mis abuelos no eran de un pueblo, empecemos por ahí, luego no me puedo ir a ningún lado.

El problema no es que no nos acordemos de las obras cuando disfrutamos de sus resultados. Es que no disfrutamos de tales resultados porque nuevas obras lo impiden. Por ejemplo, no te creas que abren una zanja en una calle y aprovechan para meter, luz, gas, telefono, tele y no sé qué y no sé cuantos. No, abren una vez para la luz, cierran, abren para el gas, cierran, para el telefono, cierran, para la tele, cierran, para el no sé qué, cierran, para el no sé cuántos, cierran. ¿Te has cansado de leer este párrafo? Piensa en lo que cansa vivir la apertura - cerramiento continuo.

El metro, otro tanto de lo mismo. NO acaban una estación y ya están con otra. Algún día el metro llegará hasta Albacete, sí, pero la línea cinco, a la altura de Carabanchel se seguirá inundando por culpa de las zanjas abiertas por la obra de la M -30, del Manzanares o de su puta madre.

Plantate delante de un tipo de Carabanchel que lleva horas intentando pillar un bus bajo la lluvia para ir al curro, porque resulta que el metro se ha inundado por la puta zanja de siempre. Y le dices que si no quiere obras que se vaya al pueblo. A ver qué te contesta.


Y que conste que yo no me iría de Madrid salvo que fuese cuestión de vida o muerte. Y estoy de acuerdo de que en cada lugar hay motivos de queja suficientes, por no tener infraestructuras o por lo que sea, pero no me vengas con esa adaptación del "para presumir hay que sufrir", porque me pone de los nervios

6:11 AM  
Anonymous sue said...

Había escrito un largo comment explicando a Franchise que yo soy la carabanchelera a la que se le inunda el metro, coge el coche y tarda media hora sólo en salir del barrio-barrizal. Y esto TODAS las veces que llueve. También le echaba en cara que seguro que va a currar y a todas partes andando. Pero blogger no me ha dejado expresar mi furia y ahora estoy mucho más aplacada. En fin, que en todas partes cuecen habas y que yo tampoco cambio Madrid por casi nada

11:54 AM  
Blogger mari-ici said...

jeje, a mi me encantan las obras, hay gente para todo

6:56 AM  

Post a Comment

<< Home