Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Monday, April 10, 2006

Amor y lujo en Bilbao

El lujo mola. Bien entendido, con la clase con la que hay que llevarlo y ejerciéndolo de poco en poco (supongo que todos los días venga lujo, venga lujo debe aburrir), te da esplendor. Este fin de semana mi señora y servidora nos fuimos a Bilbao en fin de semana claramente de amor y lujo.

Íbamos a irnos en avión, pero ATT, que es machine de nacimiento, decidió que fuéramos en coche (remember: Quic no tiene carnet de conducir ni lo tendrá), con lo que ella se chupaba una paliza de coche fina: Madrid-Bilbao el sábado por la mañana, Bilbao-Madrid el domingo por la noche. Con la pasta que ahorrábamos, en vez de invertirla en un fondo de pensiones o dársela a alguna asociación que luchase contra el mal gusto de Juan Antonio Roca -cuyo principal delito es estético y no ético-. nos fuimos al mejor hotel de Bilbao: el Gran Hotel Dómine Bilbao, a un paso de la nariz del perro del Guggenheim, fue nuestro destino. De lejos, el mejor hotel y el más bonito en el que he estado nunca. Como fuimos a todo lujo pero somos lo que somos, robamos todo lo que pudimos y hoy nuestro baño podría ser una sucursal de la habitación. Vamos a tener el pelo mejor acondicionado de las próximas generaciones.

Y allí en Bilbao, pues venga a de pasear y de pasear, y de consumir y de consumir bebidas y pintxos, hasta que por la noche nos fuimos a ver a Les Luthiers, que fue la génesis del viaje. El Euskalduna está francamente bien y lo pasamos teta viendo a estos tíos, de los que ATT es superfáns. Nos reímos una barbaridad. Un apunte:

Un hombre mayor con la cabeza bastante fatal habla sobre una mujer con la que tuvo un romance cuando era joven, hace 50 años.
- He leído que la nombraron Miss Aniversario.
- No, usted leyó que le hicieron una Misa Aniversario.

Fue genial. Y a la salida, como ATT estaba legítimamente reventada, nos tomamos un par de copas en el bar del hotel. Por si no habéis visto el link, el Gran Hotel Dómine de Bilbao está diseñado por Mariscal, y es una cosa loca en todos sus rincones. El bar, llamado Splash & Crash, era fantástico, todo blanco y rojo (desde que los White Stripes y nuestro salón lo pusieron de moda, la gente está pesadísima decorando en esos dos colores), y nos pedimos un par de cócteles rojos porque somos así de ideales y no queríamos desentonar cromáticamente, como podéis ver en la foto que con mi pericia habitual saqué. El Mai-Tai de ATT resultó ser una ful (por lo que se pidió un más clásico ron con Coca Cola, que resultó cromáticamente desacertado pero que, por sus gestos, sabía mayormente a gloria) y mi Cosmoplitan estaba estupendo.

Al día siguiente fuimos a un bar que nos trae buenos recuerdos, tantos que no me acuerdo de cómo se llama, pero que está decorado con los cascos de los obreros que hicieron el Guggenheim. Un gran sitio de donde salimos debidamente achispados rumbo a un restaurante en la Plaza del Museo que ATT os pondrá cómo se llama en el comment que hará. Gran comida allí (ensalada de setas, pollo y crujiente de bacon; magret de pato; solomillo de buey a la piedra; sorbete de mandarina y cava más los cafeses, las aguas y una media botella de tinto de la casa) que no nos costó 45 euros siquiera. Buena elección.

Y por si fuera poco, tenía yo ganas de pisar antes de morirme San Mamés, y allá que nos fuimos (dos entradas de una pasta que me da vergüenza escribir) a ver un Athletic-Mallorca. San Mamés es viejo y muy feo, aunque tiene su encanto. Vimos un partido mediocre (empate a uno), pero pude ver, aunque fuera de lejos, a mi ídolo Javier Clemente en acción. Ah, y escuchamos a un señor con acento peculiar cagarse en "Diole" unos seis millones de veces y decir que Llorente, delantero pésimo del Athletic, mide "uno y noventaylahostia". Creo que el señor era de allí, de Bilbao.

A la vuelta ATT dio otra lección de buen hacer trayéndonos a casa sanos y salvos.

Hasta aquí el lujo del fin de semana. El amor lo hubo a borbotones, pero en este blog esas cosas no se cuentan.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

8 Comments:

Blogger Quic said...

This comment has been removed by a blog administrator.

11:42 AM  
Blogger ATT said...

Varios apuntes:

1.- El mesón era el Abaroa, en la plaza del Museo.

2.- El magret de pato era con arándanos, lo que mejoraba sensiblemente el plato.

3.- Efectivamente: jamás conseguiremos acordarnos de cómo se llama el garito de los cascos del Guggenheim.

4.- Grandes Les Luthiers, muy grandes.

5.- Le he cogido vicio a cagarme en Diole.

6.- Cómo mola robar todo lo robable en un hotel de cinco estrellas.

7.- Olvidas comentar que como somos aasí de pijos, decidimos dar la vuelta a la ciudad a fin de que nos cobraran un euro por entrar en la misma.

8.- Dos días espupendos, vive Dior.

11:43 AM  
Anonymous Naz said...

Jaja,como me he reido leyendo tu fin de Quic.Me parto con :"...fuimos a todo lujo pero somos lo que somos, robamos todo lo que pudimos ...".Me alegro de que lo pasarais tan bien!!Y a ver si contais un poco más sobre la actuación de Les Luthiers, que seguro que fue buenísimo!!(Por cierto,no paro de tararear"el mundo de Quic,el mundo de Quic,marcha marcha es genial...el mundo de Quic...etc..."quién me manda!Juas juas.

3:03 AM  
Blogger Sylvia said...

Joder, joder..
En ese bar de cascos de obreros gughengianos (o como se diga) he estado yo. Y con ATT, creo.
Fue aquel mítico y espectacular fin de semana en que descubrimos Bilbao juntas, nos corrimos unas juergas guapas y además tu santa fue capaz de sacar un notable alto en un examen de Penal I preparado en el bus de ida y vuelta. Eso, con resaca, es de un mérito de la hostia.
Me emocionó vuestra llamada, de verdad, porque fue como rememorar viejos tiempos. Así que el Ebro se llevó un par de pedrolos extras en vuestro honor. De una barandilla a medio joder que rompí del todo con un par de patadas.
Estaba en plan destroyer.

3:11 AM  
Blogger ATT said...

Syl. Estuviste tú, con ATT y Quic, concretamente. Viendo la final de la Copa Davis, más concretamente.

3:20 AM  
Blogger Sylvia said...

Joder, es verdad...
Me hago mayor.

4:20 AM  
Blogger Ele nita said...

Qué bonito todo, si además de amor y lujo ha habido SEXO, ya la ostia, me cago en Diole!!!

5:42 AM  
Anonymous Anonymous said...

que asco envidioso me dais con tantos lujotes,
os jodeis que yo este año me recaso en las Vegas con traje de Elvis,
brelghhhhhh

7:38 AM  

Post a Comment

<< Home