Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Tuesday, January 23, 2007

Luis Miguel López, el periodista más influyente de todos los tiempos

José Luis Uribarri, perdóname por este post. A fe que lo siento.

Ayer por la tarde vi el balonmano de la selección española. Es un agradable deporte éste del balonmano, pionero de pufos extranjeros nacionalizados (Chepkin, Dujshebaev, etc. [Inciso: el otro día entrevisté a Talant. Todavía lloro al recordarlo]) que en la actualidad se traduce en dos cubanos muy distintos: un gordito estilo Jorge Perugorría, Orlando Uríos, y un negrillo fibroso de nombre cachondo, David Davis. Éste último es vital en el equipo, ya que España defiende con cinco en línea y el negro de avanzado, claramente en la táctica "que-te-achucho-al-negro", muy española, muy colonial. Bien en ese aspecto el balonmano español.

Al hilo del asunto, quiero hablar del comentarista de TVE, Luis Miguel López. Apostaría que un porcentaje muy reducido de españoles ha visto un partido de balonmano en su vida sin que lo haya narrado este tío. Sabemos gracias a él que las porterías son de madera, porque los balones que dan en el poste van "¡A la madera!", y que no hay goles, hay lo que se llama un "¡Adentro!". También sabemos que los jugadores no tienen apellidos, porque desde los pretéritos Iñaki (hoy S.A.R.), Enric o Lorenzo a los más actuales Joseja, Juanín o Iker, nadie tiene apellido en el balonmano español.

Por lo tanto, declaro periodista más influyente de la historia, Premio Larra/Quic, a Luis Miguel López. No hay nadie que en lo suyo haya sido tanto. Es lo que Yola a la silicona, lo que Roldán a las gabardinas o lo que Jaime Bores a la pifia televisiva. Lo es todo. El día que él se vaya, se acabará el balonmano español. Quic lo advirtió.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

7 Comments:

Anonymous sue said...

Pues ya sabes que se va y me han dicho fuentes muy cercanas que está realmente jodido, así que le alegrará leer este post cuando busque su nombre en google en la cibersala del hogar del pensionista.

3:46 AM  
Anonymous Anonymous said...

Pues sí, el hombre está a punto de jubilarse, y seremos miles (lo de millones ya sería mucho farol) los que quedaremos "huérfanos" de su sabiduría.

Por cierto, se echa de menos una mención a Juan de Dios Román, mediocre entrenador y eterno secundario de Luis Miguel López. Y una cosa más: se ha olvidado Mr. Quic de otra de las coletillas míticas de López: "¡pasivo, pasivo, pasivoooooooo!" (yo de niño no sabía lo que era, pero notaba que el pollo se ponía muy nervioso y que los jugadores se ponían a correr hacia su campo como locos).

4:31 AM  
Anonymous Anonymous said...

Si fuimos capaces de sobrevivir a la pérdida de Héctor Quiroga, supongo que sobreviviremos a la desparición de Luismi, de quien paradójicamente siempre olvido el apellido, aunque será jodido.

Ahora bien, el día en que se nos vaya Héctor del Mar, Dios no lo quiera, el mundo del comentario deportivo estará definitivamente muerto.

4:35 AM  
Anonymous El Hombre Topo said...

Héctor Quiroga, que por cierto sale haciendo un pequeño cameo en Lawrence de Arabia, con gorrito turco.

Y ¿qué me dicen de Juan José "entró entró" Castillo? Mítica frase que ha alumbrado no solo a varias generaciones de tenistas sino a sus mismos padres en el acto de generar (a las generaciones, me refiero).

4:47 AM  
Anonymous Anonymous said...

A mi me presentaron David Davis mientras comía un Chupa Chups. Salía con una compañera de trabajo.

Vamos, creo que salía con una compañera de trabajo y que él era David Davis.

Quién es Héctor Quiroga? Rima con droga.

8:21 AM  
Anonymous Franchise said...

Para lo preciso que eres, me parece mal que pongas "Orlando Uríos" en lugar de "Rolando Uríos". Por lo demás, mi coletilla favorita de Luismi es "siete metros, siete metros" en lugar de "penalti".
Habría que hablar un poco también de su físico, ¿no? Es un gordete con bigote que tiene pinta de currar en la pescadería de la esquina.

3:44 AM  
Anonymous caarlos said...

Aparte de no entender del todo bien el tono de mofa que utilizas en el artículo o el ofensivo primer parrafo, creo que es necesario que sepas (por lo de escribir cosas que sean ciertas sobretodo) que David Davis no es cubano, sino español, pero no de esos "pufo"(como tu dices), si no español de los nacidos en España, en Cataluña, en Barcelona... en concreto en el balonmanístico S.M. de Palautordera

5:23 AM  

Post a Comment

<< Home