Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Thursday, January 19, 2006

Una historia verdadera

De esta historia, publicada en el diario "El Correo" (Vasco, para más señas) hace bien poco, no me sorprende que el tío haya dado positivo por anfetaminas, que podría habérselas tomado para vaya usted a saber qué, sino que en tan profesionalizada disciplina se hagan controles antidopaje. ¿Qué os parece?



El campeón guipuzcoano de recogida de mazorcas da positivo en un control

El contraanálisis ha confirmado el uso de anfetaminas por parte de Xabier Iturralde en el campeonato provincial que se celebró en mayo

J. PABLO MARTÍN/GERNIKA


La tentación del dopaje no alcanza sólo a los grandes profesionales de los deportes de masas. Llega incluso a los rincones más remotos de los deportes más minoritarios. Así, por ejemplo, este periódico conoció ayer que el deportista guipuzcoano Xabier Iturralde dio positivo por anfetamina en el control antidopaje que se le practicó el pasado mes de mayo tras participar en un torneo al que, con benevolencia, se podría calificar como de escasa repercusión pública: el de recogida de mazorcas de maíz que tuvo lugar en Astigarraga dentro del Campeonato de Guipúzcoa de Juegos de Iparralde. El azpeitiarra fue el vencedor de la prueba, que consiste en recoger una a una 50 mazorcas, colocadas a un metro de distancia, y depositarlas en un cesto.

Según ha podido conocer este periódico, el contraanálisis ya ha sido realizado y ha ratificado la presencia del producto prohibido que se detectó en un primer momento. La anfetamina forma parte del grupo de estimulantes de tipo B que aparecen como sustancias no permitidas dentro de la lista del Consejo Superior de Deportes.

De uno a cinco años

En estos momentos, el caso se encuentra en manos del Comité de Disciplina de la Federación Vasca de Deporte Rural. Aunque la sanción está todavía por determinar, la Ley del Deporte del País Vasco contempla esta infracción como «muy grave». Además de desposeerle del título que consiguió, el deportista se enfrenta a una suspensión de entre uno y cinco años.

El anterior positivo en el ámbito del deporte rural se vivió en 1998. En aquella ocasión, sin embargo, el sancionado resultó ser una de las grandes figuras del levantamiento de piedra: Mikel Saralegi. El harrijasotzaile navarro fue sancionado con un año de inhabilitación tras detectársele nandrolona en un control antidopaje que se le realizó en San Sebastián tras un intento de récord.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

2 Comments:

Anonymous Hackenbush said...

Pues sí: es posible que el pobre muchacho sólo se hubiera tomado alguna pastilla de vez en cuando en la discoteca del pueblo... Si es que algunos tienen mala suerte...

3:03 AM  
Blogger M. said...

Y... se gastan la pasta en ese tipo de competiciones?
Es más? Se gastan la pasta en hacer análisis de dopaje????

Si no lo vedo, no lo credo.

7:35 AM  

Post a Comment

<< Home