Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Tuesday, December 20, 2005

El triste día 22

Se acerca el día de la Lotería. El día del Calvo. El día de la Salud para casi todos, de la Esperanza para muchos y de la Alegría para unos poquísimos. Para mí será el día de la puta Rabia, la Envidia y el Ascazo Máximo. Un día en el que, por esta mierda de naturaleza humana, te haces una pequeña ilusión. Y luego, pues lo de siempre.

Ya no es que no me vaya a tocar la lotería, que no lo hará, sino que será un día en el que palme del orden de 50 euros. Como si se me cayeran al suelo sin que me diera cuenta y otro más listo que yo los recogiera y se los fundiese en pizzas carbonara, por ejemplo. Nunca he perdido tal cantidad de pasta en un descuido (sí menos, y por eso procuro llevar cuanta menos mejor encima), pero desde que me he hecho mayor he palmado mogollón de dinero a la Lotería de Navidad. Un año salí comido por servido y no se me iba la sonrisa de la cara. "No perdí 50 euros". Así de triste es el día 22.

Porque si nos gastamos el dinero en la Lotería de Navidad no es por ningún sentimiento positivo: es por pura y llana envidia. No nos engañemos: compramos lotería mayoritariamente no para que nos toque, sino para que nos toque SI LE TOCA AL DE AL LADO. Es decir, para no quedarnos con cara de gilipollas cuando le toque al otro Y A TI NO. Ésa es la puta realidad.

Y luego, mira que me jode que por la tele salgan los que han pillado mogollón de kilos con sus caras sonrosadas y su pedo mañanero enseñando un billete por valor de 200.000 euros a las cámaras. Con la lotera, que muchas veces la muy imbécil no ha pillado, alegrándose del éxito que ella cree haber repartido. El champán barato recorriendo el firme de un minúsculo pueblo atestado de paletos que han pillado cinco kilos "para tapar algunos agujerillos". Familias enteras planeando la comilona porque les ha tocado A TODOS. La típica noticia de que algún empresario forrado que se jugaba dos kilos ha pillado 200, tipo Lorenzo Sanz. Sort en fiestas, como siempre por estas fechas, porque da más premios que nadie PORQUE VENDE UN HUEVO, JODER.

Me da rabia. Odio verlos. Me deprime y me asquea. Me caen mal. No quiero volver a verlos. Y sé que lo volveré a hacer y que escucharé eso de que "Bueno, le ha tocado a gente que lo necesita más que yo". Mentira. Yo lo necesito, pero para no llevarme otro berrinche pasado mañana.

Feliz Navidad.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

4 Comments:

Blogger El Profesional said...

Por una vez es cierto eso de que este blog es el Camino... cuanta verdad amigo Quic esconden tus palabras.

PZ, si me toca no pienso repartirte nada.

12:31 AM  
Blogger Quic said...

Ésa es otra: "Si me toca, repartiré con la familia". MENTIRA, COÑO, MENTIRA.

1:37 AM  
Anonymous Sue said...

Habla por ti, bonito. A mi me va a tocar y pienso repartir con mi familia y con todas las gentes de buena voluntad. ¡Que todavía es día 21, capullo, no empieces a joder!

3:12 AM  
Blogger ipanema said...

Cuanta verdad! la vida es así: Suerte mañana!

10:09 AM  

Post a Comment

<< Home