Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Tuesday, January 10, 2006

"Ayer vi un sudaca haciendo un sudoku"

He vuelto. Me ha costado arrancar en este año del señor por diferentes cuestiones, pero ante la avalancha de e-mails, cartas, ramos de flores llegados a casa e incluso amenazas más o menos veladas de robarme el Cristo que preside mi hogar si no actualizaba, aqui estoy. Igual que antes de ulti va pénul, yo nunca os dejaré tirados, fieles lectores y fanes de todo pelaje.

La frase del titular, que es de las más geniales que he escuchado nunca, la pronunció Sue en mi casa un día hace no demasiado. Ella no era consciente de que estaba defiendo la globalización de la manera más concisa y precisa conocida hasta ahora. Si un sudaca hace un sudoku es que el mundo se da la mano, oriente con occidente, norte con sur, todos con todos.

Cuando yo era pequeño, y supongo que ahora, se contaban chistes del tipo "un inglés, un francés y un español...", que eran de hartarse de reír con fruición, y ahora estoy en medio del chiste cada vez que monto en el ascensor del metro: el otro día estábamos un chino, several ecuatorianos, dos de algún país del este indeterminado y yo. "Van un chinorri, tres peruchos, tres ucranios y un Quic...".

Los bolivianos abandonan la hoja de coca y se lanzan a la coca ya manufacturada y alterada; la sopa de letras cae por su propio peso ante la pujanza del sudoku; ya no hay gallegos atendiéndote en una marisquería sino que son pequeños seres humanos con cara de indios del altiplano del tamaño de un centollo bien cebado; en Las Vegas no hay black jack, sólo se juega al cinquillo... Y todo eso aquí, en un país en el que, hace no muchos años, veías a un negro por la calle y te quedabas flipado.

A mí me encanta esto. Nos enriquece, nos da vidilla, nos ayuda. Y, sobre todo, hace que se caiga de su propio peso toda esa gente de "yo no soy racista, pero...". A esa gente a la que le jode ver sudamericanos en el metro a todas horas se le revuelve las tripas, y me alegro. Que se jodan. Este país mola mucho más ahora, es más agradable de ver, más rico.

Anécdota final real como la vida misma: resulta que en casa de unos amigos de un compañero de trabajo tenían una chacha peruana. Al parecer, había cuidado a su bebé desde que era tal, pasaba todo el día con ella porque sus padres curraban, y cuando el niño rompió a hablar no había un Cristo que lo entendiera: hablaba en peruano. Impresionante. Desconozco si la primera palabra que dijo aquel niño no fue "mamá" sino "órale", pero por ahí iba el asunto.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

12 Comments:

Anonymous sue said...

Cuánto honor. Una de mis frases de borracha como ilustración de la globalización. Qué chévere. Aunque lo de la historia del bebé a mi me la habían contado igual, pero con chacha filipina, que es más chungo (por el idioma). ¿Estás seguro de que no es una leyenda urbana del siglo XXI?

5:32 AM  
Blogger Hans said...

Sue, a mí también me la habían contado, con el infante de clase media alta hablando en impecable tagalo. La verdad es que es una historia formidable, sea o no cierta.
No tengas pena por el carnet de conducir, querida... pero no lo dejes otra vez.

9:48 AM  
Anonymous sue said...

Gracias, Hans, seguiremos intentándolo y contándolo :)

1:28 AM  
Anonymous telecine said...

Pues llamar sudaca a un sudamericano es racista, no veo la gracia.

4:21 AM  
Anonymous sue said...

Telecine, puede que tengas razón, pero yo no lo veo así, y creo que Quic tampoco. Era un chiste fonético (malo), que se me ocurrió cuando vi a un sudamericano resolviendo un pasatiempo japonés, no pretendía ofender a nadie.

4:59 AM  
Blogger ma´heona´e said...

Yo también creo que es mejor así, la multiculturalidad merece la pena, aunque mucha gente se esfuerce en encontrarle problemas por todas partes (que claro que existen, pero creo que son más fácilmente solucionables de lo que parece)

Y en cuanto a mi blog... Espero que consigas encontrarle un sentido, jaja.

5:12 AM  
Blogger Quic said...

Buenrrollismo el justo, Telecine... Si consideras que llamar sudaca a alguien es ser racista, en fin, de pensadores simples está el mundo lleno. Para mí es más racista el que ve esas connotaciones donde no las hay.

Una vez entrevisté a un entrenador francés sobre la superioridad física de los hombres negros en el baloncesto. Yo hablaba de negros y blancos con total normalidad, como debe ser, y no me pareció que se escandalizara. Bueno, unos días después me contaron que aquel entrenador consideraba a aquel periodista español un racista por hablar de blancos y negros. Pues mire, racista usted, que da a la raza la importancia que no tiene: es un dato trivial como el color de los ojos y la largura del vello (no púbico). Para mí eso es combatir el racismo. Y el que le da a la raza la importancia que no tiene es el que fomenta la diferencia, que no la diversidad. Es como el que está contra el matrimonio gay porque se llama matrimonio... Burda excusa que esconde otras connotaciones más tristes.

Un abrazo a todos, simpáticos.

P.D.: Sue, respuesta buenrrollista la tuya a tan chusco ataque, no te pega. Y el juego de palabras es cojonudo, por eso todos los presentes y algún lector nos deszcojonamos.

7:49 AM  
Blogger +co said...

Telecine.... no hay palabras mal dichas, sino mal interpretadas.
Y tu interpretación es triste, y simple, muy simple.

8:01 AM  
Anonymous Franchise said...

Sólo aportaré un dato a este (vacío) debate sobre el racismo y la inmigración: la única cesta navideña que he recibido estos días (aparte de la de mi empresa) ha sido la de un coreano al que suelo ayudar para promocionar su gimnasio. Y está tan rica la paleta (no sinónimo de "pueblera", listos) que a uno le flipa todo esto!

9:17 AM  
Blogger El Profesional said...

Quic y demás, sois unos racistas. Asumirlo y disfrutarlo. Nosotros discutíamos sobre si el chico de nuestro equipo de waterpolo playa era cafe con leche o negro. Por eso somos racistas. Y me encanta serlo. Y a mi mujer le encantaría q mi polla fuese la de un negro, por eso es racista la muy p... Ahh, se me olvida confesar q tb soy sexista, homófobo y de ciencias naturales.

12:21 AM  
Blogger Hans said...

Yo creo que es el momento más adecuado para cagarse en la puta madre -del cabronazo que parió y empezó a introducir en esta era idiota esa estulticia cósmica que es el pensamiento polícamente correcto. Que le gaseen. Ya.

3:26 AM  
Blogger Quic said...

En lenguaje nuestro, el pensamiento políticamente correcto es lo que viene a ser el buenrrollismo. Acabemos con él.

4:24 AM  

Post a Comment

<< Home