Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Monday, July 31, 2006

Fin de una etapa

Uno de los clichés más grandes de los futbolistas, ésos que engrosan las historias de Fúbol Esasí, es el de que se van de un equipo "porque aquí ya he terminado una etapa". Siempre me ha parecido una excusa imbécil (una vez, Goyo Manzano dijo que se iba del Rayo porque había acabado su etapa... cuando sólo llevaba un año allí; una etapa al sprint, añadí yo), pero anoche en mi trabajo sentí definitivamente que, efectivamente, mi etapa allí estaba más que acabada.

Y no porque saliese a la una menos cuarto de la madrugada (entré a las cinco) ni porque el trabajo que hiciese me pareciese especialmente odioso (que me lo pareció): tuve la sensación de que yo ahí no pintaba nada, que no quería estar ahí y que no tenía ninguna motivación que no fuera cobrar el sueldo para estar. Mientras pueda evitar ser un funcionario voy a hacerlo, así que como ya llevo un tiempo un poco asqueado del asunto ya busqué trabajo con suficientes fuerzas como para encontrarlo. Me salió algo por aquí, algo por allá... Nada espectacular y nada concreto, pero cosillas. Luego vino la colaboración con la tele, cuya mayor pega es que es una colaboración y, por lo tanto, algo temporal. Si me hacen una oferta permanente en Madrid no pondré ninguna pega, ni por la pasta, ni por el trabajo ni por el horario.

Mi trabajo actual es bastante bueno. Los horarios son de coña (esto del domingo es de Pascuas a Ramos), mis compañeros son de puta madre y el ambiente, si excluímos al mongol de mi jefe, es inmejorable. No hay ni un mal rollo y mis compañeros son mis amigos. El trabajo, además, está bien, porque realmente hago lo que quiero; me admiten temas de lo que me da la gana y no me como ningún gran marrón. En la partida de inconvenientes tenemos que se paga tarde y mal (no tengo un mal sueldo, aunque depende de con cuál lo compares), que mi jefe es un parásito social con graves problemas mentales y que realmente me siento poco valorado. En mi curro se paga poco y no te suben el sueldo salvo amenaza nuclear, se trabaja con muchas dificultades porque no hay un duro en la empresa y no existe la posibilidad de ascender, a no ser que mi jefe fallezca, a ser posible dolorosamente. El único aliciente que hay son los viajes de trabajo, y este verano había dos muy buenos a Japón y Brasil a los que van un compañero y, oh sorpresa, el inútil de mi jefe, que no tiene ni puta idea de lo que hace y es más malo currando que un dolor. Y Quic se quedó en casa y fue a uno a USA en el que era imposible que fuera otro que no fuese yo, porque el protagonista del reportaje que hice pidió que viajase yo expresamente. Es decir, que si no fuera por causas de fuerza mayor, éste que escribe no viajaba. Y no es por ser autocomplaciente, pero me lo merezco más que nadie en mi trabajo por las cosas que aporto, por el interés que le pongo y por la relevancia (término absolutamente relativo; hablamos de mi curro, amigos) de mi trabajo.

Por todo ello, he llegado al fin de una etapa en mi vida laboral. Dependiendo de lo que me salga puede que no vuelva en septiembre (acabo este viernes), pero sinceramente deseo como pocas cosas no regresar.

Toma post autocomplaciente, intimista barato y pesado.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

11 Comments:

Blogger ATT said...

Tiempo al tiempo, todo se andará, otros vendrán que bueno te harán y no por mucho madrugar amanece más temprano.

4:01 AM  
Anonymous El Hombre Topo said...

Repasando mi vida laboral hasta la fecha, y recordando a todos y cada uno de mis jefes, puedo afirmar desde mi experiencia que no hay jefe bueno. Hay jefe trepa, jefe nervioso, jefe sin criterio, jefe falso, jefe cobarde y jefe mal tipo. También es verdad que ha habido momentos en mi vida que estaba seguro de que mi próximo jefe sería un jefe bueno -entendiendo por bueno lo opuesto a las categorías anteriores-. Las únicas diferencias entre mis curros han sido ésta: el tiempo que ha tardado el jefe nuevo (y potencialmente bueno) en ingresar en una de las categorías anteriores.

Conclusión: mucho cuidado con los jefes. No son como una caja de bombones precisamente, pues todos saben igual.

4:54 AM  
Anonymous Anonymous said...

uy, qué saturado te he visto!! de todas formas, tómatelo con calma y no te nos vayas a despedir con el argumento de porque tú lo vales y vayas a dejar a ATT con todo el peso de la hipoteca. Ahora en serio: la verdad es que no sé qué expectativas te da la tele para después del verano y tampoco sé cuales son las otras colaboraciones de las que hablas --gracias a todo lo que hablamos últimamente--, pero te digo lo que hago yo: pienso siempre en cómo está mucha gente que conocemos y cómo estaba yo hace solo un año y medio. creo que, aunque superconservador, es un buen método para calibrar un poco. Cler

9:25 AM  
Anonymous sue said...

Gran sabiduría la del hombre Topo. Sabias palabras, como siempre, también las de Cler: a los que tienen pareja siempre les parece que ligar está chupado, pero es dejar de tenerla y no se comen un colín. De todos modos, creo sinceramente que no te faltará curro. Pero que encuentres lo bueno que has encontrado en el de ahora es otro cantar. Y entiéndeme, que como veterana de otro curro al principio divertido y luego infernal estoy superafavor del cambio que te planteas.

9:30 AM  
Blogger arbusto el guerrero said...

No creo que haya sido un post "intimista barato". Es lo que hay y ya está.

Ya nos contará como va su vida en septiembre, estimado Quic. Espero, en cualquier caso, que todo siga bien. La putada de su actual curro, por lo que veo, es que al carecer la empresa de dinero no es posible dar la patada hacia arriba al jefe, desplazándolo así a un puesto "ad hoc" (tan bien pagado como irrelevante) y situando a Quic como jefe del barco.

9:44 AM  
Anonymous Anonymous said...

Quic, definitivamente necesitas amigos mucho más hippies que nosotros...madre mía, cómo está el patio. Cler

9:48 AM  
Blogger pedro said...

una colaboración televisiva se puede dilatar de tal forma que puede llegar a parecer que estás en nómina (sin estarlo, claro) descansa, pequeño quic, descansa...

3:26 AM  
Anonymous Anonymous said...

Pedro es el padre cibernético que nunca tuve.

Al resto, evidentemente no me voy a despedir de mi actual curro a las bravas; no hay para tanto. Simplemente vengo con el modo funcionario en on y me río un huevo con mis compañeros, que son grandes. Ah, y mi jefe se va de vacaciones hoy...

4:03 AM  
Anonymous Anonymous said...

El usuario anónimo es Quic, que no sé por qué no me deja publicar como yo mismo.

4:04 AM  
Blogger mari-ici said...

eres un quejica, alguien tendrá que darte caña, no?, sera porq yo soy jefa, porque el 31 cerramos y me toca echar a todo el mundo a la calle, y como no me parece ético que lo haga otro por mi, me planteo suspender mis vacaciones y pegarme la paliza de viajar por toda España con mi bombo de 8 meses, pero por mucho que me queje los otros estarán peor.
No es facil encontrar un trabajo en el que se esté a gusto, y mucho más uno en el que te lleves bien con todo el mundo, espero que te salga algo genial, gratificante y en un inmejorable ambiente, pero el mundo laboral es un asco, seas o no jefe.

1:51 AM  
Anonymous Franchise said...

Pues el producto de tu trabajo va a tener mucha menos calidad sin ti, es una pena si al final lo dejas. Estoy más o menos al corriente (y también he sido un poco víctima, eh) de las estrecheces de tu empresa. Sólo me extraña que luego internamente seais tan estables, porque esos malos rollos siempre se acaban llevando a lo personal. En cuanto a lo de tu jefe, me decepciona que tengas una visión tan cruda de él. Realmente no da esa imagen, pero si eres tú el que está codo con codo (y nunca mejor dicho) con él, es que puedes hablar con más propiedad que yo.
Suerte en tu aventura televisiva. Puedo darte el número de un cirujano plástico que me ofrece todos los días sus servicios. Ya disfrutaré de tu aportación, aunque será inevitable pegar algún que otro bostezo, aunque no por ti, evidentemente...

2:42 PM  

Post a Comment

<< Home