Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Tuesday, July 11, 2006

Todo lo yanqui nos acaba llegando

Es una teoría que he mantenido siempre, y que voy a exponer hoy aprovechando que es martes: todas las cosas que hacen los yanquis, por muy repugnantes que nos parezcan, nos acaban impregnando. La Vieja Europa es mucho menos impermeable de lo que se cree a lo norteamericano, tanto a lo bueno como a lo malo.

Digo esto porque la Ley Antitabaco y la muerte de un militar peruano defendiendo la Gloriosa Rojigualda en Afganistán son cosas que hace cinco años nos habrían sonado a chino. O a yanqui, más bien.

Hace cuatro años estuve en Nueva York y me espantó ver a la gente fumando casi clandestinamente a la puerta de los rascacielos de oficinas. Hoy, el antitabaquista medio se ha envalentonado hasta el punto de hacer parecer a los fumadores lo que me parecieron aquellos pobres neoyorquinos: delincuentes. Me resultó ridículo aquello, pero todavía no había madurado yo esta teoría mía, por lo que no me podía imaginar que lo vería en Madrid tan poco tiempo después.

De toda la vida del señor vemos en las listas de muertos de norteamericanos en guerras de por ahí al Martínez de turno, dominicano de origen, pobre que se vio abocado a defender las Barras y las Estrellas para tener un trabajo. La muerte del soldado peruano (y entre los cuatro heridos hay otro sudamericano, por lo que he visto en alguna foto) confirma que eso que veíamos tan lejano ya está aquí. A escala, pero ha llegado. Aquella coletilla de que los latinoamericanos cogen los trabajos que los españoles no quieren a ver quién la rebate ahora.

Como estos dos ejemplos podría poner muchos más, algunos muy graves, como la obesidad infantil, que es infantil ahora y será adulta en unos años si los hábitos de alimentación se "yanquizan" más. Pero ahora toca vaticinar lo que ocurrirá en España de aquí a unos años. ¿Cuántos? Ahí ya no llego:

- Habrá una revolución conservadora: Posiblemente, cuando el PP regrese al gobierno. Los valores como la virginidad y esa religiosidad sin religión de los yanquis o la presencia de Dios en todas las cosas nos invadirá. Además, empezarán a tener mucho éxito los telepredicadores y surgirán nuevas iglesias como setas.

- El cine español se hará cada vez más palomitero: Eso lo tengo más claro que el agua. Mucha road movie y mucho cliché dirigido al público adolescente adaptado a lo patrio. Habrá "escarimuvis" españolas. Al tiempo.

- Las series españolas serán cada vez mejores: Está visto que triunfan las que son buenas, tipo "7 Vidas" o "Aquí no hay quien viva". Todas irán por ahí. Es ya evidente que las de policías y médicos triunfan, clara influencia yanqui.

- Llegaremos al bipartidismo: Esto será a largo plazo, pero llegará. Y mis lectores, avispados ellos, dirán: ¿pero acaso no es éste un país bipartidista ya? Hombre, pues sí, pero yo preveo una reforma del sistema electoral en unas décadas para acabar con la importancia de los partidos regionalistas.

- La clase política será obscenamente imbécil y conservadora: Ah, no. Esto ya ha llegado. Y afirmo que por clara influencia americana. ¿O es comparable un Guerra o un Trillo con un Pepiño y un Acebes? ¿O un Anguita con un Llamazares? Pues eso.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

5 Comments:

Anonymous sue said...

Creo que también llegarán los envases grandes para yogures y para todo. Envases que nos convertirán a todos en p*tos gordos. De momento, ya han llegado los aliños de ensalada en frasco, numerados y a cual más corrosivo.

No digo que nadie vaya a renunciar a la tortilla, pero la comida es uno de los primeros "agujeros" por donde se mete todo lo yanki. En otros ámbitos la cosa va más lenta. Espero que lo de las series sea verdad, porque ahora mismo son lamentables.

11:57 AM  
Anonymous velimir said...

Quic... con todos los respetos, en esta españa, los partidos regionalistas no van a desaparecer nunca. La diferencia entre los americanos y los españoles, es que todo americano, sea de Iowa, de california o de Wiskonsin, se siente más americano que Bush, mientras que por aquí, hay parte que se siente española y parte que no es que no lo sienta, sino que le repugna.... Mientras eso siga así, los partidos regionalistas seguirán existiendo.

En españa no existe la idea de unidad nacional. En Estados Unidos, si.

Y si la influencia yanki sirve para que veamos series como House (¡que grande!), Anatomia de Grey, Friends, Frasier, Perdidos, CSI o Crossing Jordan, que viva America!

11:49 PM  
Blogger mari-ici said...

pues yo quiero ver al juez Garzón con un alargador de pene ya!!!

1:54 AM  
Blogger hoeman said...

Lo de la virginidad no lo veo... es más, los adolescentes yanquis tienen fama de todo lo contrario.

Y un poquito de "escarimuvis" españolas no vendrían mal, que de vez en cuenado está bien descojonarse por cosas sinsentido.

3:14 AM  
Anonymous El Hombre Topo said...

Más cosas que deberán ir llegando:

.- el amor por las estadísticas y no solo en el deporte; los americanos todo lo computan en número de aciertos partido por el número de intentos. Por ejemplo, este mes llevo con una media de 7 de 10 intentos, con una valoración media de 12,6. Eso ayudará mucho a las parejas, porque si el número de intentos no es exactamente el mismo para ambos, siempre habrá lugar a una sana discusión conyugal.

.- Los sabores mezclados y las bebidas creativas. Agua mineral con sabor a madarina, refresco de melón, sandía y soja. Ya los hay, pero en mi caso me oriento más a los callos con garbanzos o las fabes con almejas.

.- Las camisetas con mensajes graciosos tipo "F CK. All I need is U". Aquí se empiezan a ver, tipo "Joé, qué caló" o "Mi padre estuvo en Benidorm y todo lo que me ha traido es esta camiseta". Estoy seguro de que pronto tendremos alguna de "Yo voté a Aznar y sobreviví para contarlo".

3:10 AM  

Post a Comment

<< Home