Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Friday, June 30, 2006

Un viernes en casa

Tengo 27 años. No 57, ni 67, ni 77. 27. Ergo, soy joven, estoy en la flor de la vida y cualquier tópico que se os ocurra. Sin embargo, mi capacidad física en relación a salir los fines de semana ha decrecido de una manera espectacular.

No hace tanto, quizá seis o siete años, era capaz de volver en metro (o sea, seis de la mañana o más) a casa un par o tres veces por semana. Era casi rutinario que, después de hacer cientos de barrabasadas (que quizá algún día cuente en plan serial en este blog) y de un gasto físico –fundamentalmente de la zona del hígado– evidente, llegase a casa, durmiese no demasiado y volviese a salir con las mismas energías al día siguiente. Hoy es imposible. ¿Por qué? No sabría decir. Tengo un amigo japonés que es "sesador" de pollos que seguro que lo sabe, pero yo no.

Trabajar influye, claro que influye, pero coño: trabajo sentado y no demasiado. La edad influye, claro que influye, pero coño: no soy tan viejo y estoy en una forma física parecida a la de entonces, es decir, cercana a la de un nenúfar. Las ganas influyen, claro que influyen, pero coño: sigo manteniendo una ambición por salir por la noche francamente saludable, al menos para mi vida social.

Todo esto viene a que anoche salimos un ratillo con Sue, Scothbrite y D., y no eran las tres cuando llegamos a casa (con tres copas, que no es nada), pero me dormí unas siete décimas después de que mi cuerpo contactase con el colchón. Y esta mañana me ha costado god and help levantarme. Y estoy hecho mierda, sólo porque ayer salí (¡sentado en una terraza, señora!) y porque antes de ayer me acosté a las cinco de la mañana por una cosa friki que hice y que no viene al caso. En otros tiempos era rutina y hoy es un drama. Venezolano. Con llantos y desgarros del alma.

Ayer, mientras cenábamos comida coreana, nos miramos ATT y yo con ojillos golosos. Sabíamos que teníamos un gran plan entre manos, un momento de disfrute supremo. "Oye, ¿qué te parece si mañana no salimos y nos quedamos en casita tranquilitos, y hacemos una cena rica, y vemos una peli o algo?" "¡Qué guay!" Así está el patio.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

10 Comments:

Blogger ATT said...

Más triste es que yo ahora estoy pensando que ni peli ni ná. Cenita y a dormir.
Y más triste aún es que la sola idea me hace feliz.

3:40 AM  
Blogger Sylvia said...

Cágate lorito.
Nosotros ayer cenamos en la Taberna de Curro el Palmo, o sea, a tres calles de Korea (que por un pelo no terminamos allí), y con un vino blanco se mua y un vino tinto el del apellido premonitorio, nos fuimos a la 11 a casa tan borrachos.
Desastroso. Pero al menos, en mi descargo, te saco 8 años...

3:44 AM  
Anonymous sue said...

No lo dudo, no somos lo que éramos. Pero una cosa te digo: el veneno que nos dieron influye.

Si te sirve de algo, aquí me tienes a mi, soportando con resaca el marrón que me ha dejado mi jefe, que ha huido dejándome abandonada a mi suerte y ante la negra perspectiva de salir sí o sí esta noche porque hemos quedado con los amigos de D. para preparar las vacaciones. Y ante la aún más negra (nigérrima) perspectiva de trabajar otra vez mañana.

En fin, que cualquier día me revienta el hígado o el cerebro.

4:35 AM  
Blogger Nuria y Jose said...

Eso de los viernes en casa es una rutina rutinaria en nuestro caso. Las pocas veces que hemos salido con amigos, me tuve que dar cuenta que me encuentro con una condición física lamentable... es decir, tres copas y los mareos hacen acto de presencia. En cambio, hace una semana estuvimos en una boda en Madrid y nos tomamos cuatro copazos (previo vino y cerevza) y al día siguiente estabamos como una rosa. Fazit: no era garrafón! fazit: En discotecas, clubs y bares hay solo garrafón. Fazit: no mola salir como antes. Fazit: somos ya "antiguos" para salir como antes y en casita con una buena peli y dos botellas de Ribera del Duero se está de puta madre.

7:52 AM  
Anonymous Anonymous said...

bienvenido a mi mundo quic,

ahora al menos, los viernes por la noche hago algo de deporte y persigo a la jessi por toda la casa para que se meta en la jaula.


algo me muevo

8:06 AM  
Anonymous sue said...

Anónimo, dime que la Jessi es un hamster.

9:12 AM  
Blogger Quic said...

Una coneja. Mola el nombre.

9:28 AM  
Blogger noviocadaver said...

muy acertada la crónica. To en cambio, a mis 31 primaveras, estpy atravasando una etapa en la que salgo más que cuendo tenía 23. Cosas de la soltería y el buen tiempo, supongo.
q fuerte lo e valencia, q pena

8:36 AM  
Blogger mari-ici said...

quic, preñate, que vas a saber lo que es hacerse viejo, no puedes ni con tu alma y mucho menos con tu barrigota

8:46 AM  
Anonymous Anonymous said...

mmmm....ps hoy es viernes y son las once de la noche y no tengo nada q hacer y ps nadie me llama...estoy un poco jodida pero mmm... no estoy tan jodidos como ustedes todavia es genial puedo salir 1 semana y con cansancio y todo sigo pa lante mmm... pero creo q me estoy acercando a tu edad y te doy las gracias x caer en cuenta q si sigo aki a esta hora acabare = de jodida q tu jejejeje...me largo x ahi no kiero acabar asi...mijo mi consejo empiece a salir mas seguido haber si le coge la practica otravez viejo no se joda +!!!!!! peliculas jajaja no salga asi acabe en la inmunda luego se acostumbra

9:18 PM  

Post a Comment

<< Home