Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Tuesday, June 06, 2006

Los USA

He vuelto. Sé de vuestra desazón por estos días sin actualizar, pero todo llega en esta vida, menos que Ana Blanco cambie de peinado.

He estado estos días en los USA de Norteamérica del Norte, que diría Gila. Es lo que tiene mi trabajo: te pasas la vida comiendo mierda y de repente te llueve un viaje guapísimo, de los que hacen que todas las penurias se pasen un poco. La realidad es que me sigo queriendo ir de este trabajo, pero no puedo negar que la semana pasada, aunque haya currado muchísimo, he tenido otra buena experiencia.

A lo que vamos. Cada vez que voy a los USA vengo con la misma sensación: es un país rural del que visitamos sólo las ciudades. En mi vida he estado tres veces en los USA: Nueva York, Los Ángeles y Chicago, entre otro(s). Es decir, las tres grandes ciudades de los Estados Unidos. Impresionantes. Son sitios en los que disfruto un montón, lugares que me enamoran no sólo por lo alucinantemente descomunales que son, sino por su ambiente, su gente, su televisión, sus compras, sus visitas... Por todo. Uno trata de explicarse qué cojones hacen los del resto del país para hacerlo en ocasiones tan detestable. Y la solución es clara: son unos paletos. Los Estados Unidos son un país de paletos.

Si apartamos las costas (algunas ciudades solamente) y Chicago y Boston, así a bulto, el resto del país es mierda (It's frisbee time!). Es una mole de población rural, adherida a mogollón de valores detestables entre los que destaca sin dudar A) el Creacionismo y B) la pena de muerte. No sabría decir si por ese orden de detestabilidad. Quizá C) sería la ignorancia. Es decir, arriba-abajo los mismos defectos que tienen gran parte de los países, incluso los que creemos más avanzados y cuna de la civilización. Simplemente que en los USA ellos son mayoría, votan mayoritariamente y controlan el país por una simple cuestión de eso, de número. Y seguro que la población rural de Francia, con matices, es igual. Me decía un día E., la señora vuelcacamiones de G., que la visión que ella tiene de un francés es un señor del campo, gordo y con la nariz roja, mientras que el resto tenemos la de un sofisticado parisino. Con los yanquis va al revés: hay mucha gente sofisticada, lista y maja, y tenemos la imagen de gente así como de la familia Bush.

Resulta complicado pensar que la gente que uno ve paseando por Nueva York o Boston o alguna de esas maravillosas ciudades sea un detestable creacionista, partidario de la pena de muerte incluso para retrasados mentales y menores de edad (allí los han ejecutado). De hecho, habiendo visitado esos sitios, me resulta imposible creer que sean una amplia mayoría de ignorantes los que pueblen esos sensacionales lugares.

Me traen bastante por el culo los prejuicios sobre los yanquis; el problema es que mayoritariamente tienen que ser verdad. Los USA rurales deben ser algo detestable. La primera nación del mundo está poblada masivamente por gente ignorante, paleta y escasamente empática, al menos eso votan. Pero me niego a decir que Nueva York o Chicago o Boston no sean algunos de los mejores lugares del mundo, con una gente que me cae bien, con una capacidad de organizar las cosas y darles brillo excepcional, con una industria cultural muchísimo mejor que la de este país (hay que ver las librerías yanquis, sobre todo las Borders, lo buenas que son y la presencia mayoritaria que tienen en las ciudades), con una televisión que le da mil vueltas en nivel intelectual a la de aquí (soy partidario de la frase de que un país es como la TV que ve), con un rango académico excelente en la enseñanza universitaria (ahí Arbusto podría dar un clinic), y con tantas y tantas virtudes como para hacerlo un lugar fantástico para visitar y, posiblemente, vivir.

Dice Woody Allen, uno de los tíos más sabios de nuestro tiempo, un verdadero intelectual, que él sólo quiere vivir en Nueva York porque necesita vivir en un sitio en el que pueda comprar zumo de ciruela a las tres de la mañana de cualquier día. Es una gran definición de Nueva York. Escribió John Carlin después del 11-S, no sé si será verdad, que algo así como el 70% de los norteamericanos no tiene pasaporte. Es una buena definición de los USA. Supongo que en medio de los dos extremos se queda la verdadera esencia de ese país. Y como pienso volver a Manhattan y no pienso ir en mi vida a Corpus Christi, Texas, pues a mí los USA me parecen un gran país. El único, por cierto, donde te mueves por el centro, lleno de rascacielos y coches, y hay un silencio que te da mogollón de paz. Apúntense eso, amigos.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

5 Comments:

Blogger Sylvia said...

Yo sólo quiero ir a visitar la Library of Congress, que es como la Meca en el mundo de los bibliotecarios. Porque en el tema del acceso a los libros y la cultura, los gringos son los putos amos. Eso sí, el 95% del país, como dices tú, igual no ha pisado una biblioteca sevenilevende esas que gastan en su puta vida.
Qué desperdicio.

7:11 AM  
Anonymous sue said...

Yo tengo muchas ganas de ir a EE UU, sobre todo a New York y al resto de las ciudades que tú mencionas (excepto quizá Los Ángeles, que no me llama nada). Pero también creo que sería interesante ir a Corpus Christi, Texas, y a sitios similares en plan turismo antropológico de sitios paletos. Eso sí que tiene que ser alucinante, en plan Buñuel en Las Hurdes.

10:42 AM  
Blogger Hans said...

Lo malo de Corpus Christi, a diferencia de Las Huerdes, es que como te tropieces con un sheriff rural electo y con mala leche y le caigas mal, puedes desaparecer cual hijo de las madres de la Plaza De Mayo, poco más o menos, Sue.
Por lo demás -y abstracción hecha del universo jurídico, que es directamente troglodita, estoy bastante de acuerdo con Quic.

12:09 PM  
Blogger mari-ici said...

uyyyyyyyyyyyyy, yo debo ser lo peor, porq de los usa me atraen los parques, y como parques me refiero a todo tipo de parques, es decir tematicos, forestales, en medio de la ciudad..., bueno también la navidad, si no me hubiera acostado sin las bragas puestas, la próxima navidad la pasaría en nueva york, pero bueno puede esperar al año que viene.

7:27 AM  
Blogger arbusto el guerrero said...

Usted ha visitado ciudades cojonudas y tiene la suficiente honradez para reconocer que molan lo suyo, Mr. Quic. En cualquier caso, hay que decir que los paletos no están sólo en los pueblos. Le podría hablar de mis compañeros de planta en una residencia de Chicago, unos "universitarios" que jugaban al baloncesto y que (estoy seguro) no habían cogido un libro en su vida.

La movilidad dentro de los EEUU es altísima (no tienen problemas en cruzarse el país para estudiar o trabajar) pero apenas viajan al exterior, quitando el patio trasero (léase burdel) de México y el Caribe. Y lo peor es que también hay mucho paleto entre los pocos que se molestan en mirar el mapa del mundo y viajar a otro lugar para aprender algo. Según una chica que trabaja organizando intercambios de estudiantes a Europa, la pregunta más frecuente que le hacen los que vienen a pedir información es:

- Hola. He leído en el folleto que necesito una Visa [por si alguien no lo sabe, "visa" en inglés es "visado" en español] para viajar a Europa. Pero, ¿no me vale con la MasterCard que ya tengo?

7:32 AM  

Post a Comment

<< Home