Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Wednesday, February 28, 2007

Sobreactuar

La escena en la ceremonia de entrega de los Oscar podría haber sido la siguiente:

- Personaje 1: Señor Nicholson, su hija ha muerto. Al parecer, una manada de lobos la arrastró hasta el bosque, donde la violaron uno a uno y la destriparon para dar de comer a sus crías. Necesitamos que identifique el cadáver por una pulsera; no hay otra manera.
- Jack Nicholson: ¡Da igual, me parto el ojete!

Cada vez que enfocaban a Jack Nicholson durante los Oscar el tipo se reía, o hacía un gesto, o montaba un pequeño show. Sobreactuaba, vaya. Es una de las cosas que más asco me puede dar: la gente que se hace notar sobreactuando.

Resulta especialmente patético verlo en gente mayor que ha sido alguien y que para no bajarse del chiringo de la fama se dedica a hacer imbecilidades impropias de su edad. Decir que se follan a un cubano de 20 años, ir a fiestas en discotecas, afirmar cosas impactantes en la tele sean o no verdad. El caso es seguir saliendo. Y como actuando normalmente ya no hay motivo para salir, hay que sobreactuar. Terrible.

El caso de Jack Nicholson es especialmente patético, porque el tipo sigue siendo un actor de categoría. Supongo que la gente cuando se hace mayor huye de sí misma y se refugia en el personaje que se ha creado. Le pasa a gente tan dispar como Xabier Arzalluz o Marujita Díaz. Y es bastante triste.

Pero más triste es ver al niño gordo inglés partir una hamburguesa rosa de un milímetro de grosor. ¿Cómo se puede ser tan torpe partiendo comida? ¿Qué pasa, que la gordura le da problemas de coordinación en las manos?

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

5 Comments:

Blogger Sue said...

Jack Nicholson es el mejor actor que ha habido nunca, así que voto por perdonarle la vida. Y lo del niño... prueba a atarte una morcilla de Burgos a cada dedo y partir una hamburguesa. Tiene que ser complicado, ¿no?

4:13 AM  
Anonymous Anonymous said...

Sobre Connor --que así se llama la bola británica--, o más bien sobre su madre: cómo pretende esa mujer educar a nadie si no es capaz de imponerse siquiera para que el niño coma fruta?? qué es eso de permitir que un mocoso de 9 años se alimente a base de la dieta que él elija?? La primera vez que escuché la historia pensé que a lo mejor eran tan pobres que no podían permitirse comprar nada verde para comer, pero luego he sabido que se trata simplemente de que la madre es una pusilánime. No sé cómo la gente puede tratar asi a sus hijos. Verás tú el día que tenga yo a los míos... Cler

4:32 AM  
Anonymous El Hombre Topo said...

Qué hubiera sido de mi vida laboral sin esas míticas sobreactuaciones en las que puedo aparentar un neumonía aguda con sólo 36,7º de temperatura corporal.

Creo que estás siendo injusto. En cuanto a lo de creerse el personaje, ¿qué otro remedio nos queda a los que nos cayó una personalidad plana y mediocre en la tómbola de antes de nacer?

No sé, Quic. Creo que me has dejado tan desorientado que me voy a salir a la escalera de incendios de mi oficina (piso 17) a gesticular. Me apetece ver a los SAMUR y a los bomberos arremolinándose en la calle. De hecho, deberíais probarlo alguna vez. Te quita montones de ansiedad. Eso sí, conviene llevarse el personaje bien aprendido.

8:11 AM  
Blogger ATT said...

Gente que huye de su vida aferrándose a su personaje, la hay de todas las edades y categorías. La sobreactuación es un tema genético. El que sobreactúa lo hace desde pequeño, pero antes no salía en la tele.

En cuanto al gordo, Cler, la madre no es sólo pusilánime, es rematadamente tonta. Resulta que a la tía la están investigando para decidir si le quitan la custodia por lo que le da de comer a su hijo y... ¡no se le ocurre otra cosa que darle una hamburguesa con los de la TV delante!

9:18 AM  
Anonymous errado said...

Uds. me tendrán que perdonar, pero el Sr. Nicholson, que yo recuerde, lleva sobreactuando toda su carrera, dentro y fuera, con perdón, del plató. Haciendo de Jocker, eso sí, lo borda.

11:57 PM  

Post a Comment

<< Home