Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Tuesday, November 22, 2005

Hasta los mismos de "El Comisario"

Corto y pego: "Un periodista, sobrino del jefe superior, pretende hacer un reportaje del funcionamiento de la comisaría. Casqueiro decide que sean Pascual y Horacio los encargados de mostrarle la rutina policial. Patrullar con el descarado periodista se convierte en una verdadera carga, por lo que no tardan en darle esquinazo. Pero cuando el periodista se mete en verdaderos problemas, los policías deberán dar la cara por él."

Es acojonante. "El Comisario", esa serie ante la que nadie levanta la voz, exaltadora de los parabienes de la policía (que se apresta a financiarla, condecorarla y afirmar que así es la realidad de los de su gremio) y que se dedica a insultar a tantos otros gremios ha vuelto por sus fueros. En el primer capítulo de su nueva temporada optó, cómo no, por machacar a los periodistas y en esta ocasión añadió a su lista de señalables a los fiscales de menores. Ya antes se sobró con abogados, jueces y todo aquel que se enfrente a la policía.

Lo del periodista fue de traca. En esta ocasión, el plumilla de turno es un chulo enchufado, prepotente, mala gente hasta más no poder, buscador de morbo y enemigo del bien en general. La fiscal de menores, una señora sólo preocupa por encerrar a niños en los reformatorios sean culpables o no.

Lo del periodista, que es lo que más me toca a mí, es que me revienta, porque ya es reiterativo. El tipo es un cerdo con todos los defectos, no le importa nada (acaba el capítulo dando una lección de cinismo), pega a un tío sin razón... Vamos, la alegría de la huerta. Que no digo yo que ésta sea una profesión de prohombres de la nación, pero coño, que hablamos de una serie que es una fuente de propaganda asquerosa de la que parece que nadie habla. En fin, un disparate. ¡Ah! Y además han empezado una indisimulada campaña contra el tabaco, ya que en dos ocasiones del último capítulo se censura explícitamente a los fumadores, en escenas metidas con calzador en los guiones.

Ya lo dije en una y otra ocasión: "El Comisario" da asco y hartos como estamos de que gremios más o menos reconocibles pidan la supresión de tal o cual anuncio con peregrinas razones, alguien con más poder que yo debería decir algo. Que ya te vale, Comisario.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

7 Comments:

Blogger El Profesional said...

A ti lo q te jode es q se basen en tu vida y no te pagan derechos de autor...
xq el retrato del periolisto es tal q tu mismo...

1:56 AM  
Blogger Sylvia said...

This comment has been removed by a blog administrator.

5:14 AM  
Anonymous Syl said...

Me lo has quitado de los dedos, Gordo...

5:15 AM  
Blogger Ballstoucher said...

¡¡Tendrá jeta el peiolisto!!
Anda, que no es corporativo el tío ni ná... ¿Hay algún comentario opinando lo mismo sobre aquella otra serie, de la misma productora, llamada "Periodistas"? Porque era mimética de esta... pero en esa todos los periodistas eran guay del paraguay. Curraban todas las horas del mundo, ponían en peligro sus vidas por defender la verdad y toda la verdad, no se dejaban manipular ni censurar por nada del mundo, se apoyaban unos a otros con un compañerismo que ni los boy scouts... y encima ¡cómo estaba la Esther Arroyo! Anda que hay periodistas así...

Por supuesto, no escribían al dictado de sus jefes, ni se plegaban a poderes mediáticos... y en esa serie, los médicos eran unos joputas, los empresarios esto y aquello, los policías corruptos e ineficaces (joder, si lo mismo un periodista desarticulaba un cártel colombiano que esclarecía un secuestro, que te grababa el capítulo de Friends si no llegabas a tiempo a casa para verlo...)

Pero claro, hacer lo propio con Policías, sí que es criticable...

Como diría F.F.Góme... ¡a la m..., hombre...!

1:19 AM  
Blogger Quic said...

Yo no veía Periodistas

1:49 AM  
Anonymous Sue said...

Señor Ballstoucher, ambas series tienen mucho en común: ofrecen un estereotipo falso de una profesión. Pero "El Comisario" recibe pasta de la madera, o sea, de las arcas públicas. Y es feo que se dedique a dejar por los suelos a otros colectivos con la excusa de ensalzar al poli. Dicho esto, Periodistas me parecía una serie lamentable y nada de lo que ocurría en la serie es verdad. .

6:08 AM  
Anonymous Anonymous said...

Y, cuidadín, no me toque usted las arcas públicas

2:02 AM  

Post a Comment

<< Home