Quic's World

Todo es marcha, amigos.

Tuesday, October 25, 2005

Mi entrada 100, para las Tutku

En estos últimos tiempos desde que tengo este blog han pasado muchas cosas especiales en mi vida. Pero como este no es un blog de contar mi intimidad, que vale más pasta dee la que tenéis la mayoría de vosotros, os voy a narrar un hecho importantísimo en mi vida freak, la pública: la aparición de las galletas Tutku.

Turquía seguro que ha aportado grandes cosas a la humanidad. Mi admiración por la figura de Ataturk es grande, pero no hay nada en esta vida turca mejor que las Tutku, una delicia culinaria sin paragón.

Recuerdo con nitidez la primera vez que las comí. Era en un vuelo interno entre Esmirna y Ankara en una compañía local. Nos sirvieron una caja con varias viandas soft (en plan bocata pequeño, agua en una tarrina con, glups, tapa de plástico en plan yogur, y tal) y de postre un misterioso sobre de galletitas. Era rojo y no mostraba mayores señales de genialidad. Sin embargo, al abrirlo aparecieron esas galletas pequeñas and rechonchas, de alegre "diseño" bianconero, cuya elegante apariencia cromática no hace justicia a lo que luego ocurrió.

¿Por qué ha tenido que ser a un puto turco al que se le ocurran unas galletas rellenas de Nocilla? ¿En qué coño piensa el resto del mundo? Mil, que me acompañaba en ese viaje de trabajo, me miró; lo miré; nos miramos; y lo dijimos: "Estas son las mejores galletas de este puto mundo". Miramos más: las fabrica Eti, una empresa alimenticia de primer orden en el potente mercado otomano. Hay que pillar.

Llegamos a nuestro hotel en Ankara y salimos como locos a buscar un badulaque donde comprar más. Ir pidiendo "Tutku cookies" en una nación que conoce del inglés lo mismo que de la depilación de las ingles (por hacer la gracia) es complicado, pero las encontramos. La alegría fue importante, nada comparado con lo que sentimos al comérnoslas.

El día antes de regresar a Madrid fuimos a un supermercado y cogimos todas las que había en la estantería. TODAS. El tío nos miró raro y nuestro tercer acompañante hizo fotos de la escena. ¿Qué pensaría aquel cajero turco con aires de bakala-tunero? Ni lo sé, ni me turba. Teníamos una bolsa llena de Tutku.

Hace unas seis semanas de aquello y me quedaba medio paquete de doce. Un compañero de curro se fue a Estambul y le dimos cinco euros cada uno, Mil y Quic respectivamente, para que nos comprase Tutku. El domingo llegaron mis ocho paquetes (cuestan, depende del sitio, un euro dos paquetes de doce; mi compi nos ha timado, pero nos da igual...) y la felicidad ha regresado a mi casa. Todos los que las han probado (algunos lectores de este blog, a los que pido que se manifiesten al respecto, pueden corroborarlo) enloquecen. ¿Por qué algo tan grande está enclaustrado en Turquía?

Si podéis, probadlas. Lo dice Quic, que sabéis que nunca miente.

El Mundo de Quic, el Mundo de Quic. Marcha marcha, es genial.

6 Comments:

Blogger Haters said...

Yo no soy goloso ni me pone el chocolate (excepto el chocolate blanco acompañado del combo televisivo Los Pitufos-Apartamento para tres) y ciertamente las Tutku me ponen cachondo, prroooorón, me ponen cachondo, prrroooorón. Cachondo estoy, cachondo estoy... me voy a churrar.

4:41 AM  
Blogger +co said...

Pues yo las he probado y.. ¿qué quieres que te diga? Están buenas, pero tanto como para enloquecer.

De hecho, de todos los paquetes (de Tutku)que han pasado por casa, habré tomado dos o tres galletas, no más.

Claro, que eso satisface a Quic, aún más si cabe, pues las tiene todas toditas para él solito.

7:36 AM  
Anonymous Sue said...

Yo probé dos y doy fe de que están míticas, y eso que siempre he sido enemiga del bocata nocilla, del bollicao y de las panteras rosas.

7:55 AM  
Blogger Sylvia said...

Pues ya podías haber traído alguna a la fiesta del sábado, so gañán... Más que nada porque hubieran hecho compañía a los donettes de las copas (otra gran idea que seguro que se le ocurrió a algún Wied o similar).

8:31 AM  
Blogger El Profesional said...

La verdad es q la idea de la galleta con nocilla está muy bien. Sin llegar a los niveles del autor (q para eso es el autor) yo las daría una nota alta....
¿Alguién ha visto un chubasquero morado?

12:31 AM  
Anonymous Anonymous said...

uhmm,...a ver,eso de que las galleta con nocilla sea una idea de los turcos,......vamos a dejarlo!;hace un siglo que yo unté nocilla a unas galletas,a falta de unas de éstas con chocolate.

11:50 AM  

Post a Comment

<< Home